¿Tenemos lectores?


La forma de escribir ha cambiado como también la forma de difundir nuestro trabajo creativo. Lo que digo, incluso, parece obsoleto. Así de rápida es la tecnología. Les digo a mis alumnos que los primeros artículos que publiqué en mi ciudad natal, los escribí en una máquina convencional. Una Olivetti Lettera. Luego, en máquina eléctrica y, por fin, una computadora. Así de rápido fue el salto tecnológico. Las herramientas digitales sintetizan al máximo la labor del escritor, y también, las labores de edición y difusión. “Cualquiera puede cocinar”, dice el lema del chef Gusteau; si lo aplicamos en nuestro entorno, funciona perfectamente: “Cualquiera puede escribir”. Que esta persona lo haga con calidad o no, dependerá principalmente de él mismo. Todo lo anterior tiene un punto de partida: “la tasa de rebote”. Es decir, “el parámetro que analiza las visitas que tiene un blog. Se produce un rebote cuando un visitante llega y se va a los pocos segundos sin haber navegado por ese blog”.

Sabemos que el mundo de la Internet es un mundo infinito. ¿Ustedes, tienen idea de cuántos artículos se publican diariamente? Si tenemos suerte, lo que escribimos, nos dará cierta presencia. Amigos, redes sociales, publicidad pagada (por ejemplo, facebook), pueden ayudarnos a llegar más lejos, para desaparecer en un par de horas, días. ¿Qué debemos hacer para generar lectores? Esta es una pregunta clave y tan importante como publicar poemas respetando la propuesta estética del autor: líneas sangradas, movimientos, tipografía, etc. Ver publicado un poema en su forma más perfecta, es una de mis mayores satisfacciones. El lector, aunque no lo creamos, se fija en todo esto.

En cuanto a contenidos, por un lado, distingo a un lector más relajado que busca o prefiere textos sencillos, cotidianos; el lector medio, por calificarlo de alguna manera, busca contenidos más específicos, por ejemplo, una crónica, una reseña, un cuento, un poema; el más cultivado se dirige hacia las secciones más especializadas, ensayos, investigaciones, tesinas. Los últimos dos tipos de lectores, además de saber lo que buscan y de leer contenidos, participan activamente en las publicaciones por medio de comentarios, foros, chats. Incluso, son lectores que también producen contenidos. Hay diversas páginas que motivan este tipo de retroalimentación. Pienso por ejemplo en las páginas de Antonio Muñoz Molina (http://xn--antoniomuozmolina-nxb.es/), Arturo Pérez Reverte (http://www.perezreverte.com/), Elvira Lindo (http://www.elviralindo.com/blog/), Alberto Chimal (http://www.lashistorias.com.mx/), Ana Clavel (https://anaclavel.com/blog/).

La palabra tasa de rebote sigue girando en mi cabeza. ¿Tengo lectores de rebote? Quiero pensar que no; quiero pensar que tengo lectores asiduos a las cosas que colgamos en la revista; asiduos a mi blog personal. A través de facebook hice la pregunta ¿Qué aspectos consideras para convertirte en lector asiduo de una página web? Las respuestas fueron muchas. Reproduzco aquí algunas con la finalidad de conocer un poco más a ese lector que tanto anhelamos:

Lorena Sanmillán Que esté bien escrita. Sin errores ortográficos. Que no tenga anuncios. Que se descargue fácil.

Eduardo Vardheren
1. Que sea de interés.
2. Que sea entendible lo que plantean (desde la ortografía pasando por la redacción hasta el contenido de la información que comparten).
3 Que inviten a la reflexión y al diálogo, vamos, que al menos se tomen la molestia de responder los comentarios (obvio los que aporten algo al tema).

Rosa Espinoza Primero que nada, sus contenidos, después el aspecto general del sitio, que no tenga distracciones, que pueda ser leído en cualquier soporte o plataforma, que remita a referencias de calidad, que actualice su información con periodicidad breve.

Marisol Vera Guerra Si contiene buena poesía y el formato permite una lectura rápida y amena, seguro volveré.

Alberto Quero
1. Que la ortografía sea correcta.
2. Que sea gráficamente agradable. Y, si es posible, que incluya contenido multimedia.
3. Que tenga moderador(a) para evitar contenido indeseable. Por ejemplo, usuarios que ofendan a otros usuarios, usuarios anónimos, etc.

Claudia Marcela Soto Además de que el contenido sea interesante, la página debe actualizarse constantemente.

Héctor Manuel Aceves Ortega Que el contenido sea original.

Ramón Ventura Esqueda Su diseño, ya que por la imagen entrará la atracción, y desde luego sus contenidos, centrales y periféricos.

Si tomamos en cuenta lo anterior, quizá tengamos una brevísima oportunidad de que el lector se quede en nuestra página o blog. Resumiendo, para evitar esa famosa tasa de rebote, tenemos que tomar en cuenta la velocidad de carga de la página, el diseño de la misma, los contenidos (hablo de cualquier contenido), y por supuesto, la originalidad. Mi gratitud a todas las personas que respondieron a la pregunta a través de Facebook. Agrego aquí el link para que quienes tengan curiosidad lean todas las respuestas.

Pregunta en facebook

Twitter: @contreras_nadia.
Responsable de Bitácora de vuelos, revista de literatura y cultura digital www.rdbitacoradevuelos.blogspot.com

Texto publicado en La vereda, sección Opinión.


Comentarios