Cultivar un cactus


El lenguaje privado del cactus es la paciencia. Las semillas del cactus demoran hasta un año para germinar y varios años para que los cactus jóvenes empiecen a florecer. La paciencia es un gato solitario. Va y viene por el jardín, camina sobre los libros, mira con cierta desesperación la tierra húmeda de la maceta. Imposible que las semillas germinen si se plantan muy profundo. Ocúpate de los enseres domésticos que yo me ocuparé de mantener húmeda la tierra, lo suficiente para mojar la semilla. ¿Escuchas el agua del grifo? Los signos completos del río cayendo en el cuenco de mis manos. El corazón se empeña en mantener horizontes vivos.


Fragmento del poema "Cultivar un cactus", que se publicó en la revista Nomádica México. Aquí, una mención en su Fan Page.

Imagen tomada del mismo post.

Comentarios