Escribir poesía en la era digital


No sé por qué comencé a escribir poesía. En algún momento he comentado mi acercamiento al trabajo poético de Amado Nervo y cómo, a partir aquella lectura, descubrí (y aún lo hago) el universo infinito de la literatura. Comencé a leer y a escribir. ¿Por qué? Porque hasta el día de hoy la poesía, en particular, me permite expresar sin resabios mi interior. Tal vez no con la intención de mostrar nada, allá afuera abundan las vidas catastróficas. Sencillamente mostrar mi interpretación de las cosas del mundo, esa revelación. A partir de mi experiencia, entiendo que la labor del poeta es rescatar imágenes del mundo que se desmorona para, por medio del oficio, expresarlas limpias y transparentes. En síntesis, hacer visible lo invisible; hacer visible, lo fascinante.
            Con los años comencé a reflexionar sobre el proceso de escritura de la poesía. Puedo decir, sin salirnos de los propios géneros literarios, que no tiene nada en particular. Se escribe cuando la idea exige hacerse palpable en la hoja en blanco. Así, puedo asegurar, surge el cuento, la novela, etc. Una fuerza interna, un deseo de explosión. Para mí, es el género más noble que existe y, para hacerse posible, el poeta-niño, pone atención en los acontecimientos del mundo. Mi preocupación, en esa época, era dar voz a mi mundo interior, sólo eso; no tenía idea de que para escribir poesía había que leer muchísimo, estudiar, revisar formas, estilos, épocas, etc.
            Si quieres escribir poesía, lo único que te puedo decir, es que lo hagas como quien se arroja sin paracaídas desde la parte alta de la montaña. Porque finalmente debemos estar en esa cúspide para mirarlo todo. No sé si haya una única manera de escribir poesía, una receta universal. Creo más bien que cada persona-poeta-escritor establece sus procesos; cada uno, sus pócimas para inspirarse, escribir, culminar un poema, un libro. Dentro de estos procesos, los avances tecnológicos. El mundo cambia y también la literatura, la forma de acercarse a ella y de producirla. Pienso, por ejemplo, en aquella época en la que conocí la poesía de Amado Nervo y la poesía de Xavier Villaurrutia. El trabajo del poeta era en solitario frente a la hoja, el sonido de la máquina, el cúmulo de libros en el escritorio.
La era digital alteró todo. Hay poetas que se hacen en la web. La publicación, que antes podía durar semanas, meses o años, ahora es instantánea. Con sus virtudes y sus desventajas, la red ofrece una posibilidad de difusión sin igual. Ofrece también una escritura en comunidad y a través de las redes sociales. “Porque como el poema cabe en una página, es fácil leerlo. Es un poco más difícil para una persona leer una novela completa en una pantalla”, dice el poeta chileno Óscar Hahn. Vivimos la época de los influencers y los youtubers pero más allá de los videos y las imágenes están los poetas, en su mayoría jóvenes, que poco a poco construyen y consolidad un espacio.
            ¿Qué poetas que trabajan a partir de la web o hacen de las herramientas digitales una parte fundamental de su trabajo? Aquí una lista: Mónica Nepote (http://www.elem.mx/autor/datos/1924) es escritora, editora y gestora. Ha publicado los libros: Trazos de noche herida (Fondo Editorial Tierra Adentro, 1993), Islario (Filodecaballos, 2002), Hechos diversos (Ediciones Acapulco, 2011 y 2013) y Mi voz es mi pastor (Taimado Sioux Ediciones, 2014). Su trabajo tanto en la edición como en la escritura ha bordeado diversos medios: audiovisuales, digitales, sonoros y performáticos. Ha realizado los performances: Mi voz es mi pastor (en colaboración con Cinthya García Leyva), Nieve (En colaboración con Annuska Angulo y Juanpablo Avendaño) y colaboró con Gabriela Gordillo en Interfaces sonoras de tinta conductiva. Su trabajo se ha presentado tanto en muestras, festivales y laboratorios pluridisciplinarios como Verbo (2013 y 2015); Soledades, lecturas sonoras del imaginario gongorino (Centro Cultural de España, DF, 2014); Todos los originales serán destruidos (Galería Gaga, DF, 2014; Galería Libertad Querétaro, 2015) y MusicMakersHackLab (Laboratorio Arte Alameda, DF, 2015).
Romina Cazón (http://rominacazon.blogspot.mx/) Escritora, artista audio-visual y promotora cultural (Argentina, 1981). Sus textos se hallan parcialmente publicados en antologías, como también en revistas impresas y digitales de Latinoamérica y Europa.
Es autora de Con mis uñas de gata (poesía japonesa, 2008), Patria Ajena (poesía 2009), Del fondo de ningún vientre (poesía, 2012) y De sus piernas en mi cuello (cuentos, 2013), La mujer de Nazareno (2015). Ha publicado los libros de poesía visual: Artefatuo (2014), Materia On /Off (2014), Corderos (2014), Watch your step (2014), El decoro extraviado (2015), Volátiles (2015), Producto vencido (2015), Comprueba que eres humano (2015). Compiladora de Panorama de la poesía mexicana (poesía reunida, 2009). Dirige la revista de poesía, El humo. Es responsable de Ediciones El humo, Zona no verbal Poetas en mp3, y El poema del día es. En el cuerpo ajeno, (APOYARTE, 2014) y Todavía la sangre, son sus libros más recientes (2015). También puedes encontrarla en https://ideasdeunamujerebria.wordpress.com/
Loreto Sesma (https://www.youtube.com/user/loretosesma ) nació en Zaragoza, 1996. Estudiante de Periodismo bilingüe. Empieza de pequeña a escribir canciones hasta que la poesía llama a su puerta. Un buen día decide empezar a contar su historia en YouTube y reúne un ejército de salvavidas de más de 56.000 personas. Así, sobrevive a su primer libro, Naufragio en la 338, y junta el valor para llegar a tierra y emprender un nuevo viaje. Mañana no sabe qué pasará, lo único que tiene claro es que seguirá escribiendo.
Karen Villeda (http://www.poetronica.net/ ) A la fecha, ha publicado un libro para niños, Cuadrado de Cabeza (Edebé, 2015) y cuatro poemarios: Dodo (Conaculta, 2013), Constantinopla (Posdata Ediciones, 2013), Babia (UNAM, 2011) y Tesauro (Conaculta, 2010). Es Escritora Residente Honoraria del Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa y ha sido Miembro Destacado de The Ragdale Foundation. Ha obtenido becas del programa Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), de Open Society Foundations y del Departamento de Estado de Estados Unidos. Ha merecido, entre otros reconocimientos, el Premio de la Juventud de la Ciudad de México 2014, el Premio Bellas Artes de Cuento Infantil "Juan de la Cabada" 2014, el Premio Nacional de Poesía Joven "Elías Nandino" 2013, el Primer Premio de poesía de la revista "Punto de Partida" 2008 y el IV Premio Nacional de Poesía para Niños "Narciso Mendoza" 2005. En POETronicA presenta sus trabajos con poesía y multimedia. Su interés por la poesía y su relación con diversos recursos tecnológicos empezó con LABO: laboratorio de ciberpoesía (www.labo.com.mx). Parte de su obra digital aparecerá en el tercer volumen de Electronic Literature Collection del Massachusetts Institute of Technology. Poemas suyos han sido traducidos al árabe, francés, inglés y al portugués. Ha publicado poemas también en Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Guatemala y Venezuela. Ha traducido a John Keats al español y su traducción del poema largo "Lamia" será publicada próximamente.
Elvira Sastre (http://elvirasastre.net/poemas/). Elvira Sastre nace en Segovia el verano de 1992. La carrera poética de Elvira Sastre, la poesía visceral y directa que presenta así como su cercanía con el lector permiten a la poeta participar en festivales y eventos literarios de importancia tales como la Feria del Libro de Bogotá (FILBO), el Festival Eñe, la Feria del Libro de Madrid y de Soria, el Festival de Narradores Orales de Segovia, el Festival Inverso o el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2015, y demás jornadas culturales. Del mismo modo, la poeta ha dado conferencias en varias universidades de Estados Unidos como North Georgia University, Emory University y Hofstra University.
Luna Miguel (http://www.lunamiguel.com/). Nació en Alcalá de Henares el 6 de noviembre de 1990, pero vive en Barcelona desde 2011. Trabaja como redactora en PlayGround Magazine y es editora de la sección PlayGround Books; textos suyos han aparecido en El País, Nylon, Público, La Vanguardia, El Cultural, Jot Down, Babelia, El Periódico y S Moda. Fue directora editorial de El Gaviero Ediciones y becaria y asistente editorial en Literatura Mondadori y Reservoir Books (2011-2013), así como community manager de la editorial Lumen. Ha publicado los libros de poesía Estar enfermo (La Bella Varsovia, 2010), Poetry is not dead (DVD, 2010 – La Bella Varsovia, 2013), Pensamientos estériles (Cangrejo Pistolero, 2011), La tumba del marinero (La Bella Varsovia, 2013) y Los estómagos (La Bella Varsovia, 2015).
Sergio Carrión (http://sergiocarrion.tumblr.com/) y Sara Bueno (http://sarabuho.blogspot.mx/) caben totalmente en esta lista. Por supuesto, esto es sólo una muestra. Hay infinidad de poetas en la web, recursos, páginas, videos, audios… que pueden complementar nuestro oficio. ¡Qué viva la poesía!

Texto publicado en La vereda, periodismo cultural en línea

Comentarios